sábado, 8 de febrero de 2014

algo

No me es difícil reconocer
que llegado a un punto me siento ridículo
por extrañarte en la fuente
del parque donde nunca has estado